Más allá de Corazones de Acero (o Fury), ases de tanques de la Segunda Guerra Mundial

Imagen de Fury.
Imagen de Fury.

La semana pasada por fin pude ver Fury (aka Corazones de Acero). La película me resultó más que correcta, y como he hecho con otros largometrajes (como la segunda parte de 300 o Drácula), me ha servido de inspiración para el presente post. Así pues toca hablar de ases de tanques en la Segunda Guerra Mundial.

Como veréis he hecho un listado, pero separando a los aliados de los alemanes (japoneses e italianos no aparecen en el ranking). Lo he hecho debido a la diferencia de cifras (si me limitara a criterios cuantitativos prácticamente sólo saldrían tanquistas del Tercer Reich). Al principio de la película se habla de que los tanques estadounidenses estaban en inferioridad de condiciones frente a algunos modelos de panzers alemanes, en especial los Tiger I.

Un Tiger I en el norte de Francia en 1944. (Fuente: Wikimedia).

También he sido políticamente correcto en el caso de los Aliados, y he distribuido el top 3 entre la URSS, la Commonwealth y EEUU. Ceñirme a las cantidades era un tanto confuso, ya que en el caso de los soviéticos (quienes podrían tener algún miembro más en el listado), la información que he encontrado es un tanto confusa, así que si alguien puede aportar algo más de luz, se lo agradeceré. Sin enrollarme más ahí van las dos listas:

ASES ALIADOS:

Dmitry Lavrinenko: comandante de tanque de la URSS que recibió la distinción póstuma de Héroe de la Unión Soviética. Fue el tanquista aliado que causó más bajas entre los blindados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Acabó con un total de 58 tanques y cañones autopropulsados enemigos al frente de su T-34.

Sólo luchó seis meses contra el Tercer Reich, desde el inicio de la Operación Barbarroja el 22 de junio de 1941 hasta el 18 de diciembre de ese año, cuando murió en un ataque de morteros en el pueblo de Goriuny. Su éxito se basa en que supo aprovechar muy bien las ventajas del T-34 (velocidad y blindaje), uno de los mejores tanques del conflicto.

Sydney Valpy Radley-Walters: os presento al canadiense, considerado el as top de los Aliados occidentales. Sirvió en la 2ª Brigada Acorazada, que a su vez formaba parte de la 3ª División de Infantería. Su bautismo de fuego fue en Normandía contra la 12ª División Panzer SS. Luego participó en la Operación Market Garden, donde enlazó con la 101ª Aerotransportada estadounidense. En total, acabó con 18 tanques alemanes.

Tenía fama de ser un oficial innovador. Por ejemplo, fue de los primero en añadir más blindaje al Sherman para hacerlo menos vulnerable. Para ello añadía piezas de repuesto sobre el propio fuselaje del tanque. También cuidaba mucho de sus subordinados, utilizando la máxima de que los vehículos podrían ser remplazados, y los hombres no.

 

Lafayette G. Pool: me he dejado para el final la figura que sirvió de inspiración para el personaje de Brad Pitt en Fury. Ojo, no es un calco exacto, pero se basaron en este oficial de la Tercera Divisón Acorazada estadounidense. Como curiosidad, los guionistas utilizaron el mismo apodo de guerra que Pool para el protagonista de la película, War Daddy (eso para quienes la hayáis visto en versión original, doblada le llaman Chacal).

Se le atribuye la destrucción de 12 tanques y 258 blindados del Tercer Reich. Estuvo al mando de tres Sherman. Todos ellos quedaron fuera de combate: el primero por un panzerfaust, el segundo debido al fuego amigo de un avión P-38 y el último cayó por disparos de un Panzer V, Pantera, en la Línea Sigfrido en 1945. En este último combate, Pool perdió una pierna.

Uno de los Sherman que pueden verse hoy en día en Normandía.
Uno de los Sherman que pueden verse hoy en día en Normandía.

ASES ALEMANES:

Kurt Knispel: destruyó 168 tanques enemigos (aunque algunos elevan la cifra hasta 195). Se le considera el mayor as ya no solo de la Segunda Guerra Mundial, sino también de todos los tiempos (hasta la fecha, claro). Nacido en la región checoslovaca de los Sudetes, entró en la Wehrmacht en 1940, y su primera acción de combate fue en la Operación Barbarroja.

En 1943 pasó a formar parte del 503º Batallón Panzers Pesados donde luchó en Kursk. Luego fue trasladado al Frente Occidental, donde luchó en Caen al mando de un Königstiger, tras los desembarcos de Normandía. Finalmente, murió el 28 de abril de 1945 en Urbau (Checoslovaquia), por las heridas que había sufrido días antes en un combate con tropas soviéticas.

Otto Carius: se le atribuye la destrucción de 150 tanques. También tuvo su bautismo de fuego en la Operación Barbarroja, aunque previamente el ejército lo había descartado en dos ocasiones por ser flacucho. En sus inicios estaba al mando de un Panzer 38(t), pero al ingresar en el 502º Batallón Panzers Pesados pasó a dirigir uno de los célebres Tiger I. Continuó en el Frente Oriental, en especial en la zona de Leningrado.

Luego fue trasladado al 512º Batallón Panzerjäger (Antitanque) Pesado, donde operó un Jagdtiger, un vehículo destructor de tanques, especialmente diseñado para la guerra defensiva a la que se vio obligado a hacer el Tercer Reich. Participó en las batallas en el Rin a finales de la guerra. Finalmente, el 15 de abril de 1945 se rindió al ejército estadounidense. Falleció a finales de enero de 2015, y mi admirado Jacinto Antón recordaba así su figura. Tambiién es el autor del libro Tigres en el barro.

Michael Wittmann: comandante de las Waffen SS al que se le atribuye la destrucción de 138 tanques, y 132 cañones autopropulsados. Al contrario que los dos anteriores, debutó en la guerra desde el principio: con la invasión de Polonia. También sirvió en Francia y en campañas célebres del Frente Oriental como por ejemplo Kursk.

Aunque la acción que lo hizo más famoso fue en Normandía cuando estaba encuadrado en el 101º Batallón de Panzers Pesados de las SS. El 13 de junio de 1944, se enfrentó en Villers-Bocage con su Tiger en solitario contra tropas británicas, y destruyó 14 tanques, 15 transportes blindados y dos cañones antitanques, en apenas 15 minutos. Murió en agosto de 1944, durante un contraataque contra posiciones anglo-canadienses. Curiosamente, varias unidades aliadas se disputan la responsabilidad de su muerte.

Anuncios

8 comentarios en “Más allá de Corazones de Acero (o Fury), ases de tanques de la Segunda Guerra Mundial

  1. Gran post, siento especial predilección por Michael Wittman, supongo que es el tanquista más mediático por su participación en Villers-Bocage. Para cualquier fan de este tema, la visita de los museos de Normandía es imprescindible, donde se pueden visitar carros auténticos de la WWII como la foto del Sherman.

    1. Hola, Susana,
      Gracias por tu comentario. Soy muy socrático, así que si me indicas por qué no te ha gustado el post, estaré encantado de valorar tus argumentos (supongo que los tienes, más allá de recomendarme un cambio en la línea temática del blog). Saludos.

  2. Creo la Película es correcta hasta la mitad. De ahí en adelante Mostrar por ejemplo al Batallón SS como un montón de ineptos que no podía destuir un tanque inmovilizado me recordó la serie “COMBATE” que veía de niño, y en donde hacían una satira de los alemanes.
    La mirada romantica entre los cuasi novios (Jovén Alemana y Jovencito EEUU) es patetica, todos saben que las violaciones fueron masivas (mas por parte de los Rusos) y que las relaciones consentidas eran un chiste (Esta parte me dio nauseas).
    En General estas películas muestran a los alemanes como una banda de foragidos mal preparados, y en donde (a excepción del combate contra el Panzer Tigre) los EEUU brilla por su heroísmo y valentía….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s