Más allá del hundimiento del Titanic: las principales tragedias marítimas de la Historia

Estos días hemos tenido una sobredosis de datos y de información sobre el Titanic. Reportajes en medios de comunicación -generalistas y especializados- exposiciones (la del Museu Marítim de Barcelona estaba imposible esta Semana Santa). Es sin duda el naufragio más famoso de la Historia, pero no el más importante.

A finales de la Segunda Guerra Mundial, encontramos las mayores tragedias de la navegación. Dos de ellas se produjeron en el marco de la Operación Aníbal. La última gran acción de la marina alemana para rescatar a civiles y militares que podían quedar atrapados en Prusia Oriental ante el imparable avance del Ejército Rojo en enero de 1945. Para llevarla a cabo, el almirante Karl Dönitz ordenó el uso de transatlántico por su elevada capacidad de transporte de pasajeros.

Los submarinos soviéticos acosaban a los barcos que evacuaban a este personal. Causaron un enorme daño y sus torpedos fueron los responsables de dos lugares en el podio de las tragedias marítimas de la Historia:

 1- Wilhelm Gustloff:

Murieron 9.343 personas en su mayoría civiles. Tres torpedos del sumergible S-13 (irónicamente, un modelo diseñado en parte por ingenieros alemanes) lo enviaron a pique en 50 minutos el 30 de enero de 1945. El barco se escoró y la mayoría del pasaje quedó atrapado durante el hundimiento, por lo que pese a la presencia de naves de escolta no se pudo rescatar. Era un barco que originariamente había sido diseñado como buque de recreo para funcionarios del gobierno alemán. Tuvo una corta vida civil, fue fletado en 1937 y dos años después fue requisado para usos militares, primero para traer de vuelta a los soldados de la Legión Condor de España y luego como barco hospital.

El transatlántico Wilhem Gustloff

2- Cap Arcona:

Hubieron 4.200 víctimas, principalmente prisioneros. Este hundimiento no se incluye en la Operación Aníbal pero tiene la historia más siniestra. El 3 de mayo de 1945 la guerra vivía sus últimos suspiros, las SS querían borrar pruebas del genocidio de los campos de exterminio; así que pretendían hundir el barco en alta mar cargado de prisioneros. El navío se encontraba en el puerto de Lübeck preparado para tal propósito, junto a otras embarcaciones.

La situación era muy tensa. La tripulación del Cap Arcona y de otros barcos de pasajeros sospechaban que las SS quería hacer algo realmente siniestro, y tuvieron que ser obligados a manejar los barcos bajos amenazas. La Cruz Roja advirtió a los Aliados de la presencia de prisioneros en esos navíos ya que la RAF atacaba con insistencia la navegación en esa zona. El 3 de mayo un escuadrón de aviones bombardeó el puerto y envío a pique los barcos.

El Cap Arcona

Al parecer, el alto mando británico no transmitió la advertencia de Cruz Roja a sus pilotos, y pensaron que atacaban barcos con tropas de las SS que intentaban huir (incluso ametrallaron a gente en el agua pensando que eran soldado nazis). Además, los alemanes salvaban a sus tripulaciones y oficiales y disparaban a los prisioneros que intentaban huir o llegar a la orilla. Un verdadero caos, en una tragedia que sólo pudo conocerse muchos años después. En total, y contando las víctimas de los otros barcos en el puerto murieron más de 7.500 personas.

3- Goya:

Más de 6.800 muertos. Fue sorprendido por un submarino soviético a la salida de la bahía de Danzing. Se trataba de un carguero por lo que no estaba preparado para transportar a los más de 6.000 pasajeros (nunca ha quedado claro el número de refugiados que estaba evacuando, algunas fuentes hablan de casi 8.000). Sólo hubo 183 supervivientes. En condiciones normales, el Goya podría haber escapado de su perseguidor, el L-3, pero sus motores no funcionaban a pleno rendimiento, así que pudo ser interceptado.

Como veis, ahí mucho drama más allá de Titanic. Para algunos, las tragedias no se pueden comparar -éstas ocurrieron en tiempo de guerra-, pero aún y así, si sólo tenemos en cuenta los naufragios en tiempo de paz, el célebre transatlántico sería la séptima en importancia en cuanto al número de víctimas (la primera es el ferry filipino Doña Paz que colisionó con el petrolero Vector y donde murieron más de 4.300 personas). Las otras no han tenido la cobertura mediática, además caen en el terreno de los crímenes de guerra aliados, un tema siempre peliagudo para la historiografía. En el caso de la Operación Aníbal tenemos la novela de Günter Grass A paso de cangrejo, que trata del hundimiento del Wilhelm Gustloff, pero claro mola más una peli…

Anuncios

5 comentarios en “Más allá del hundimiento del Titanic: las principales tragedias marítimas de la Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s