El ataque a Pearl Harbor desde la óptica del código del Bushido

640px-attack_on_pearl_harbor_japanese_planes_view
Toma del ataque a Pearl Harbor desde un avión japonés. (Fuente: Wikimedia).

Siento esta larga ausencia. Otros asuntos (laborales) me han tenido alejado del blog más tiempo del deseado. Voy a intentar recuperar el tiempo perdido este tramo final de año. Tampoco está mal elegir para el retorno una de las efemérides más destacadas de este 2016: el 75 aniversario del ataque a Pearl Harbor.

Voy a dedicar este post al análisis de la ofensiva japonesa desde la óptica del código del Bushido. Traducido como el camino del guerrero, se trata de la serie de normas que regían el comportamiento de los samuráis en el campo de batalla. Se remonta a la época feudal nipona pero pronto fue asumido en la tradición militar del Imperio del Sol Naciente tras la restauración Meiji. Tras cierto abandono o pérdida interés en la segunda década del siglo XX, estas normas volvieron a tener una profunda influencia en el Japón militarista de los años 30 y 40.

746px-estatuakusunokimasashige
Estatua de Kusunoki Masashige en Tokio, uno de los samuráis referentes del Bushido. (Fuente: Wikimedia).

 El código del Bushido se basa en siete virtudes: Gi (justicia), Yu (coraje), Jin (Benevolencia), Makoto (cortesía), Rei (respeto), Chuugi (lealtad) y Meiyo (honor). Con estos pilares, hay quien ve que un ataque por sorpresa como el de Pearl Harbor contra un enemigo desprevenido no tiene cabida en esta manera de ver la guerra de los samuráis, ya que se vería como una acción cobarde y traicionera.

Hay cierto error en esta interpretación de que los japoneses “traicionaron” su Bushido al atacar por sorpresa a la flota estadounidense (dejamos para otro día la cuestión de la declaración de guerra de la embajada nipona y si los estadounidenses conocían que el objetivo era Pearl Harbor). Este código y la propia tradición guerrera de los samuráis reconoce que es posibles o necesario utilizar el subterfugio para combatir al enemigo.

981px-a6m2_on_carrier_akagi_1941
Un Zero en la cubierta del portaaviones Akagi durante el ataque a Pearl Harbor. (Fuente: Wikimedia).

Por ejemplo, hay una técnica de esgrima japonesa, el Iaijutsu, que contempla un rápido ataque con la katana para sorprender a un enemigo. Si se amplia el zoom y se busca acciones a mayor escala, los samuráis contemplaban los golpes de mano certeros contra fuerzas rivales para acabar con sus capacidades, por ejemplo asesinar o capturar a los líderes del bando opuesto (casos del ataque contra Okinawa de 1609 o el caso real que dio lugar a la leyenda de los 47 Ronin).

 Así pues, las intenciones japonesas de atacar por sorpresa y hundir la flota estadounidense del Pacífico encaja en su tradición guerrera. De hecho, desde la restauración Meiji y con el bombardeo de Pearl Harbor era la tercera vez que el Imperio del Sol Naciente comenzaba su participación en un conflicto cogiendo desprevenidos a sus enemigos. La primera fue el ataque sorpresa contra los barcos chinos en la batalla de Pungdo (primera guerra sino-japonesa de 1894-1895). La segunda, en Port Arthur con los torpederos nipones atacando a la flota rusa en febrero de 1904 que supuso el inicio de la guerra ruso-japonesa.

seppuku
Samuráis y el suicidio ritual del seppuku. (Fuente: Wikimedia).

Curiosamente, y tal y como señala el historiador Oleg Benesch en su libro Inventing the Way of the Samurai, el Bushido durante la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un símbolo del salvajismo de los nipones en combate, y en especial de su resistencia fanática o los kamikazes. Es cierto que en los años 30 y 40 se resaltó en Japón que la muerte era preferible al deshonor de la rendición en combate, ofreciendo una de las interpretaciones más siniestra de la tradición guerrera samurái. Aunque no todos los historiadores consideran que las ganas de luchar hasta el final fueran culpa de este viejo código, sino que se atribuían a la propaganda que hablaba de un cautiverio muy duro en manos de los aliados.

 

Anuncios

3 comentarios en “El ataque a Pearl Harbor desde la óptica del código del Bushido

  1. Muy buen artículo sobre una mentalidad absolutamente desconocida para los occidentales y sobre la que se ha hablado mucho con mucho alejamiento de la realidad, en general.

    1. Gracias Angel, me alegro que hayas encontrado interesante el post. Igual le doy continuidad en el futuro profundizando sobre el Bushido y la mentalidad bélica japonesa en la Segunda Guerra Mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s