La muerte de Bin Laden, incógnitas sobre la pérdida de una cabeza de la Hidra islamista

La noticia ¿más esperada? de la década ya está aquí. Osama Bin Laden ha muerto en una operación de las fuerzas especiales de EEUU. Casi 10 años después el enemigo público número 1 de los estadounidenses ha caído. Bueno… ¿y qué va a cambiar ahora?

Pensar que Al Qaeda se va a rendir es infantil. No hay que pensar que se trata de una organización terrorista al uso, con una estructura jerarquizada que se pueda decapitar. Aquí estamos ante una hidra-franquicia. Sus células actúan de manera autónoma de acorde con la situación concreta de cada zona. Bin Laden era un símbolo y su capacidad para planificar y ordenar operaciones era más bien limitada.

Algunos de estos grupos ya existían antes y habían demostrado ser letales mucho antes de entrar a formar parte de la marca fundada por Bin Laden. El ejemplo más claro es Al Qaeda en el Magreb Islámico, antiguo Grupo de Salafista para la Predicación y el Combate que había demostrado ser extremadamente letal en Argelia. Por lo tanto, el “ataque de decapitación” no supondrá un cambio radical de las estrategias de estos grupos, más allá de que ahora disponen de un nuevo mártir.

Hay una serie de cuestiones que sí me interesan y que habría que analizar sosegadamente más allá del titular fácil.

– El papel de Pakistán en la operación: las Fuerzas especiales lo han “cazado” cerca de Islamabad. Se ha hablado largo y tendido del doble juego que ha realizado el poderoso servicio secreto pakistaní, el ISI, en el conflicto afgano y su apoyo a talibanes y Al Qaeda. La zona de la operación era un lugar de retiro de militares pakistaníes… ¿Por qué ahora han permitido que se realizara la operación? ¿Alguién se cree que en estos años no tenían más información sobre el paradero de Bin Laden?

– ¿Qué sucede con las informaciones aparecidas desde el propio gobierno de EEUU que hablaban de una posible muerte de Bin Laden? ¿Daban palos de ciego? ¿O era algún tipo de estrategia del despiste?

– El destino del cadáver. EEUU ha tenido prisa por lanzarlo al mar y contrasta con la pornografía que se hizo con el cuerpo de Saddam Hussein, la otra bestia negra, que fue mostrado hasta la saciedad. Parece que los amantes de la conspiración sobre Al Qaeda (básicamente defienden que son una especie de creación de Washington para justificar su política intervencionista) tienen un nuevo clavo al que aferrarse.

– La creación de un mártir para los fundamentalistas les puede dar aire. Las revueltas árabes y su carácter democrático habían propiciado análisis que indicaban que Al Qaeda había perdido la calle árabe, si es que alguna vez la habían tenido.

Desde aquí estaré atento a todas estos cuestiones y otras más que se puedan plantea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s